Técnicas para evitar que tu perro deje de saltar sobre ti

¡Comparte este artículo!

Saltar es un problema de conducta muy común que enfrentan muchos propietarios de perros. Es molesto porque puedes sentir que estás siendo atacado por un perro emocionado y eufórico en el momento en que entras por la puerta principal. La cuestión es algo más grave cuando hay niños por medio, ya que  puede ser peligroso para los niños pequeños. Pero ¡no te preocupes! la buena noticia del artículo es que puedes hacer que tu perro deje de saltar sobre ti.

HostalDog, tu perro como en casa

Lo que no debes hacer

Muchas personas han oído hablar de métodos de entrenamiento agresivos orientados a que su perro deje de saltar sobre ellos. Uno de ellos es el método de rodilla en el pecho, otro es tenerlo con la correa corta… Sin embargo, éstos métodos implican varios problemas:

  • Si cualquiera de éstos métodos se hace incorrectamente, puede dañar a tu perro seriamente
  • Cuando se utiliza un rodillazo en el pecho, el perro puede sufrir daño pero también puede interpretar que estás jugando con él. Por lo que su respuesta será saltar de nuevo para seguir jugando. Realmente lo único que habrás conseguido así es reforzar el comportamiento que estás tratando de parar.
  • Que tu perro puede aprender a no saltar sobre ti sólo cuando está con correa es difícil de creer, ya que tener a nuestro perro con correa 24 horas 7 días a la semana…

¿Por qué saltan los perros?

Hay una serie de teorías acerca de por qué los perros saltan sobre las personas. Es probable que si has llegado hasta aquí hayas leído sobre la dominación o comportamiento de felicidad de los perros. La verdad, sin embargo, es que la mayoría de los perros saltan para llamar la atención. Muchas veces somos nosotros los que reforzamos este comportamiento, ya que cuando saltan encima de nosotros consiguen lo que quieren, aunque sea una atención negativa. Los perros no se dan cuenta que empujar o retirarles o gritarles para que bajen es un castigo. En su lugar, lo ven como que están consiguiendo exactamente lo que quieren: tu atención. 

En este caso, cualquier atención que le des para tu perro será percibida como una recompensa. Tiene sentido que en vez de recompensarles por el salto, recompensemos cuando nuestro perro tiene las cuatro patas en el suelo.

¿Cómo evitar que tu perro deje de saltar sobre ti?

Retén la atención de tu perro

Lo primero que debes aprender es a retener su atención. Hay muchas formas de las que puedes hacer esto:

  • Tan pronto como tu perro salte, dale la espalda.
  • Cruza los brazos sobre tu pecho y no hagas ningún ruido
  • Si tu perro corre alrededor de ti para saltar de nuevo, vuelve a darte la vuelta y dale la espalda, así hasta que tu perro deje de saltar
  • Otro método consiste en salir por completo. Si tu perro salta cuando entras por la puerta, da la vuelta y sal de casa de nuevo. Repite esto hasta que tu perro esté en calma y te reciba sin saltar.

Premia el buen comportamiento de tu perro 

Si premias el buen comportamiento de tu perro conseguirás reforzar la conducta que quieres conseguir. Para ello te recomendamos que tengas a mano algunas golosinas. Tan pronto como tu perro está de pie en frente de ti con las cuatro patas en el suelo, prémialo y felicítalo. Sin embargo, controla tus estímulos , ya que puedes conseguir que tu perro se emocione demasiado y vuelva a saltar sobre ti por su felicidad.

De los errores se aprende

Por ejemplo, si tu perro salta mucho la primera vez que entras por la puerta, pasa unos minutos varias veces al día yendo y viniendo. No hagas un gran alboroto cuando llegues a casa y asegúrate de dar un paso atrás si tu perro salta encima de ti. Recuerda que la recompensa siempre debes dársela cuando tenga las cuatro patas en el suelo.

Agrega el comando Sit

Una vez que tu perro sea capaz de mantener las cuatro patas en el suelo durante unos segundos o más, empieza a pedirle que se siente. Al entrar en una habitación o por la puerta principal , dale la orden de ” sit “. Tan pronto como el perro se siente , prémialo con una golosina . Practica esto durante varias sesiones de entrenamiento. Con mucha práctica, conseguirás que tu perro esté sentado tan pronto como entras por la puerta de casa.

Practica con otras personas

No es suficiente que practiques tú con tu perro.  También debes involucrar a los amigos y la familia en este entrenamiento. Sino, es probable que tu perro aprenda que no debe saltar sobre ti, sin embargo, si que saltará sobre otras personas. Tener a colaboradores te ayudará a enseñar a tu perro a mantener las cuatro patas en el suelo, no importa quién entre por la puerta de casa.

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios