Técnicas para enseñar a nuestro perro a no tirar de la correa

¡Comparte este artículo!

¿Estás cansado de intentar que tu perro tire de la correa? Es importante que aprendan a comportarse cuando van a salir a pasear. Sin embargo, no siempre conseguimos buenos resultados. Desde HostalDog os dejamos con algunas técnicas para enseñarles esta lección es importante tener en cuenta que no se debe recompensar al perro por tirar. No dejes que tu perro te arrastre hacia donde él quiere y no le muestres ningún tipo de afecto mientras está tirando de la correa.

hostaldog

Algunos perros y razas tiran más que otros debido a su naturaleza. Sin embargo, al iniciar la formación y ser constantes, incluso los perros esquimales pueden ser entrenados para caminar a un ritmo medido a nuestro lado. Al principio es importante enseñar al perro a pasear en algún lugar controlado y con pocas distracciones donde haya poca gente y pocos perros alrededor.

Eligiendo cuidadosamente nuestro entorno conseguiremos el objetivo: que nuestro perro no nos arrastre durante el paseo. Una vez haya superado el primer nivel (poca distracción) lo iremos aumentando paulatinamente. Antes de darnos cuenta, estaremos disfrutando de un paseo maravilloso con nuestro perro!!

Técnica 1: stop and go.

¡Es muy sencilla! deja de caminar cuando la corre está tensa y reanuda el paseo cuando la correa esté floja. No le digas nada a tu peludo, sencillamente para. A través de tus acciones, se dará cuenta de las reglas del juego. Cuando te detienes, algunos perros deciden dar vueltas y oler lo que está a su alrededor. Para poner fin a esto, por lo general lo adecuado es acortar la correa y acercar el perro a nuestro lado. Esto hace que el trabajo lo hagan mejor y la técnica sea más eficaz.

Reanudaremos nuestra marcha cuando el perro se haya sentado a nuestro lado. Al principio verás que tienes que parar con mucha frecuencia, así que prepárate para dar paseos muy cortos. Sin embargo, es importante ser paciente y coherente con la regla de parada. De lo contrario, nuestro perro aprenderá que si él consigue su objetivo las suficientes veces le vamos a dejar hacer lo que quiera y esto le animará a tirar más en el futuro.

Técnica 2: giro 180 grados

Dependiendo de la edad y temperamento de nuestro perro, las paradas pueden causar que se sientan frustrados. El exceso de frustración acumulada puede hacer que el perro opte por otras acciones, por ejemplo, morder la correa. En estos casos, es aconsejable utilizar la técnica 180 grados.

Tan pronto como nuestro perro empieza a tirar, giramos rápidamente y empezamos a caminar en la dirección opuesta. De esta manera, el perro puede liberar su energía reprimida, porque está todo el rato activo físicamente caminando pero al mismo tiempo sabe que cuando él tira simplemente se aleja de su destino deseado.

Si nuestro perro camina correctamente con la correa holgada durante unos segundos, podemos premiarlo por su buen comportamiento (seguimos hacia adelante) pero cambiaremos de dirección siempre que se ponga a tirar.

¿Qué te parece? ¿Conoces más técnicas?

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios