Preguntas y respuestas ¿porqué ladra mi perro?

¡Comparte este artículo!

Damos respuesta al ladrido de tu perro ¿porqué ladra tu perro? ¡Descúbrelo aquí!

Cuantas veces hemos ido por la calle y hemos escuchado ladrar a perros, y según el tamaño al momento escuchar “Es un perro dominante o incluso ten cuidado, es un perro agresivo” Hoy en Hostaldog hablamos sobre el ladrido del perro y sus causas.

Es evidente que a ninguno nos gusta que nuestros perros vayan por la calle ladrando a absolutamente todo y mucho menos, porque eso conlleva que ademas de la molestia que puede llegar a ocasionar a otras personas, incomodar a otros perros, nuestros peludos están entrando en un alto nivel de stress cada vez que salen a la calle.

Hostaldog, el ladrido del perro y porqué ladra mi perro, mascotas

Si te estas viendo reflejado con tu peludo en esta situación, tranquilo, tu perro no es dominante ni agresivo, tu perro únicamente tiene miedo, y con ese ladrido lo único que hace es intentar alejar aquello que le asusta pudiendo incluso llegar a la mordida si el ladrido no es suficiente para alejar a su “fantasma”

En multitud de ocasiones somos nosotros mismos los que podemos desencadenar una situación así, ¿como? Con la correa… la correa es nuestra extensión hacia el perro y por ella transmitimos absolutamente todo a nuestro compañero, podemos generar un perro reactivo tan solo con no dejar hacer una correcta presentación con un amigo, manteniendo una correa tensa y no dejando que se saluden como lo harían de manera natural. Ademas debemos pensar ,que para un perro el echo de estar atado frente a otro suelto es algo muy injusto sintiéndose ademas incapaz de escapar si son atacados lo que en condiciones normales produce aun más ladrido y stress por parte del animal.

Como para todo, la mejor solución es una buena prevención y lo primero que deberíamos saber es ¿que le produce ese ladrido a mi compañero? Tú mejor que nadie conoces a tu amigo y si todavía no sabes que es lo que le provoca esa reacción es hora de empezar a averiguarlo, sabiendo que llegamos con unos niveles muy altos de ansiedad a este punto.

Cuando queremos dejar de fumar para no tener ansiedad debemos ir dejándolo poco a poco, de mayor a menor intensidad hasta que ese nivel desaparece en su totalidad de nuestro cuerpo, con los perros pasa igual, debemos empezar a trabajar esa ansiedad de mayor a menor intensidad. Lo primero de todo es tratar de evitar todos esos estímulos que hacen que nuestro perro vuelva a subir de intensidad. fomentando momentos tranquilos y juegos de relajación. En multitud de ocasiones nos encontramos guías que para tratar de cansar a su perro se lo llevan a correr por la montaña, a ir detrás de la bicicleta corriendo, a jugar con un palo… y juegos similares, este tipo de juegos ademas de no servir para cansar de la manera que queremos están incrementando su nivel de stress por lo que estaremos alimentando aún mas lo que queremos evitar.

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios