Cómo ser un cuidador de perros profesional (parte IV)

¡Comparte este artículo!

En el último artículo comentamos la importancia de conectar con el cliente humano y el cliente perro, conocer a ambos y adaptarse a las necesidades de unos y otros. Hoy nos vamos a centrar en aspectos más personales, en cómo enfrentar el ser cuidador de perros y qué requisitos necesitas para ser un profesional de éxito.

Hostaldog

Sus vacaciones, tu trabajo

Ser cuidador de perro implica que mientras otros están de vacaciones te toca trabajar. Durante las vacaciones, puentes y fines de semana es cuando los dueños de perros requieren los servicios de un cuidador de perros. Por lo que es importante que tengas en cuenta que tus vacaciones no serán en las fechas más señaladas. Navidades, semana santa o verano serán épocas de trabajo para ti, es decir, cuando tendrás una mayor fuente de ingresos.

El lado no tan espléndido de ser cuidador de perros

Deberás adaptarte a distintos perros, con distintas necesidades y estar 100% pendiente de ellos. Además, tendrás que mantener la constancia con el dueño del peludo para que no tenga que estar preocupado durante sus vacaciones. Por otro lado tendrás que limpiar excrementos y enfrentarte a situaciones difíciles si el perro no es muy sociable ¿estás preparado?

El clima

Tendrás que sacar a pasear al peludo siempre, independientemente del clima, tanto si es invierno, hay lluvia… tendrás que hacer frente a climas desfavorables y prepararte con chaqueta, botas, gorro… y ¡quizás al peludo también tendrás que ponerle un equipamiento!

Mantén la forma

Estar relativamente en forma es una necesidad para dedicarte a cuidar perros, sobre todo el momento del paseo. Si sientes que te cansas después de pasar al perro, utiliza tu tiempo libre para ponerte en forma. Debes hacer ejercicios cardiovasculares (caminar, nadar…) así conseguirás unos paseos muchos más agradables para ti.

Equípate

Además de estar en forma es importante que te hagas con un buen par de zapatos, algún arnés para los paseos, juguetes para perros, recompensas… muchas veces el dueño del perro te facilitará todo lo que su peludo necesita, pero siempre está bien tener algo en casa para un momento de necesidad.

 

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios