Cómo ser un cuidador de perros profesional (parte II)

¡Comparte este artículo!

En el artículo anterior nos centramos en la reputación que debes ganarte como cuidador de perros profesional, conseguir que tus clientes comenten la calidad de tus servicios y en obtener visibilidad entre todos aquellos que requieren de tus servicios como cuidador de perros. Pero debes saber que existen otras maneras de obtener reputación.

  • Obtén certificados. Obtener un certificado de tu persona como cuidador y de la calidad de tu casa para alojar a perros de otros es importante y dará mucha más confianza al dueño del peludo que necesita de tus servicios. Algunas escuelas ofrecen certificados, sin embargo, en HostalDog tienes la posibilidad de obtener un certificado tanto online, como telefónico como presencial que determine la calidad de tu casa y de ti como cuidador de perros profesional.

Hostaldog

Si te pones en el punto de vista de un dueño de perro, entenderás que para ellos lo más importante es que su perro esté bien cuidado y que durante su ausencia tenga un cuidado excelente. Por lo que obtener certificados tranquilizará a tu cliente y te ayudará a obtener muchos más.

Por otro lado, debes exponer qué experiencia tienes como cuidador de perros, si no has cuidado nunca de un perro en tu casa tendrás que aprender muchísimas cosas. Desde cómo comunicarte con el dueño del perro durante su ausencia hasta cómo cuidar del propio peludo con todas sus necesidades. Existen clases que duran cuatro días y te ayudarán a recibir instrucciones sobre cómo actuar con el perro y qué protocolo debes seguir. Si tienes conocimientos sobre primeros auxilios serán muy valorados por el cliente, que busca que en un caso de urgencia, sepas cómo actuar, dónde acudir y qué hacer.

De forma más específica es importante que te pongas al día sobre el perro que vas a tener a tu cargo, la personalidad del perro, sus costumbres, su rutina, su alimentación y necesidades especiales. Así podrás cuidar mucho mejor al peludo y adaptarte a sus necesidades. Una parte importante de ser cuidador de perros es mantener al perro activo y que realice ejercicio físico, por lo que te recomendamos conocer la disposición de tu ciudad, conocer los parques, los puntos ocultos, los parques para perros y los caminos donde puedes jugar con tu nuevo amigo peludo. Querrás pasar el menor tiempo desplazándote y el mayor tiempo trabajando, en la medida de lo posible.

Para estos momentos es importante que obtengas información sobre si el perro puede quedarse suelto en sitios sin correa para perros, si es más o menos sociable, si obedece y cómo obedece y qué recompensas puedes ofrecerle (galletas para perros, mimos, juegos, caricias…)

Por lo tanto y para resumir… da confianza a tus futuros clientes mediante certificados tanto de tu casa como de ti como cuidador de perros, infórmate bien sobre el perro que vas a alojar y sus necesidades específicas e infórmate sobre qué ejercicio puede hacer y cómo actuar cuando estás fuera con el peludo. 

En el próximo artículo seguiremos explicando aspectos clave para convertirte en un cuidador de perros profesional ¡no te los pierdas!

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios