5 responsabilidades de trabajar alojando perros en casa

¡Comparte este artículo!

Si trabajas alojando perros en casa tienes que conocer tus responsabilidades. La clave del éxito es conocer los cuidados fundamentales que ningún responsable de perro debe evadir. Te los simplificamos aquí de la mejor manera posible para que tengas objetivos tangibles y realistas y mantengas al perro contento. HostalDog

  1. Nutrición. Ningún animal puede prescindir de ella. Una buena alimentación es necesaria para su salud, aspecto físico y psicológico. La comida del perro debe ser nutritiva y aportar todo lo que su cuerpo necesita. Si vas a tener un perro en casa durante unos días infórmate de qué tipo de alimentación tiene y mantén sus horarios y tipo de comida.
  2. Higiene. Baño, corte de pelo, uñas, cuidado de los oídos… Infórmate de si su dueño necesita que te ocupes de algún de estos aspectos durante está en tu casa. Hay cosas que podrás hacer por tu cuenta pero sino tendrá que llevarlo a un especialista.
  3. Ayuda profesional. Aunque estés receptivo y seas amante de los animales en ocasiones tendrás que contar con servicios de profesionales (veterinarios o entrenadores caninos). Cuando notes algún cambio de humor o malestar físico en el perro que tienes en casa habla con su dueño para saber hasta qué punto es normal la reacción del perro. En el caso que no puedas comunicarte con él llévalo directamente al veterinario que es la persona que podrá ayudarte.
  4. Ejercicio. Todos los perros neceitan realizar ejercicio. Infórmate de qué tipo de ejercicio solía realizar y cuánto ejercicio necesita por su tamaño y personalidad. Si tienes un perro grande, lo puedes llevar a correr o realizar con él largas caminatas. Otras formas de ejercicio que el perro puede realizar es permitir que tu perro juege con otro perro, dejarlo nadar, jugar al tira y afloja…
  5. Educación. Todo perro necesita ser educad para poder vivir en sociedad. Para ello, mientras lo tengas a tu cargo infórmate sobre si es un perro sociable o no, cómo reacciona ante otros perros… Trabaja con él el refuerzo positivo. Ten autoridad, pero con amor.
¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios