Socialización del perro: ¿Qué es? ¿Porqué? ¿Cómo?

¡Comparte este artículo!

En muchas ocasiones se habla sobre la socialización, sobre sus beneficios, sobre lo positivo que resulta para el perro, sin embargo, no acabas de tener claro qué es exactamente el proceso de socialización, porqué tu perro debe socializarse o cómo hacerlo. Desde HostalDog hoy te dejamos algunos consejos para que no te queden dudas de nada en relación a la socialización ¡vamos allá!

HostalDog

¿Qué es la socialización del perro?

Cuando la gente habla de socialización del perro, por lo general significa la socialización de perro a perro. En otras palabras, la introducción de un perro a muchos otros perros equilibrados para que pueda aprender las habilidades sociales adecuadas y estar seguro cuando se reúna con nuevos amigos caninos. Sin embargo, la socialización es mucho más que eso. Socialización es enseñar a nuestro perro a estar cómodo y confiado con su entorno, los objetos del entorno, la gente de su ambiente y otros perros. De hecho, un perro bien socializado no sólo se siente cómodo en su rutina habitual, también en situaciones nuevas y cambios en su rutina. El objetivo de la socialización del perro es fomentar la confianza de nuestro perro exponiéndolo a una variedad de experiencias en un contexto positivo. Si simplemente integramos tantos cambios como sea posible a nuestro perro, sin el cuidado por la calidad de las experiencias, puede que el perro tenga miedo a las cosas nuevas, que es lo contrario a la socialización del perro. De hecho, el objetivo de la socialización es aclimatar a nuestros perros a circunstancias inusuales y darles nuevas herramientas para manejar el estrés, la ansiedad o la percepción de peligro que sea a través de la lucha o la huida.

¿Porqué socializar a un perro es algo positivo?

¿Es realmente necesario socializar a nuestro perro? ¿Porqué es bueno? Hay muchas ventajas en la socialización de nuestro perro:

  • Permite incluir a nuestros perros en más aventuras y actividades divertidas
  • Aumenta el tiempo que pasamos con nuestros perros
  • Crea un vínculo más profundo basado en las experiencias compartidas

La socialización  permite integrar s nuestros perros de forma más plena  en nuestra vida cotidiana. De esta manera se llega a disfrutar más de la compañía de nuestro perro y viceversa. La socialización permite a nuestros perros a vivir una vida más libre y feliz. Un perro seguro que no tiene miedo a cosas nuevas  será capaz de experimentar más y disfrutar de su rutina regular sin el estrés constante de amenazas y miedos.

¿Cómo socializar a tu perro?

HostalDog1. De forma constante Algunas personas piensan que la socialización del perro , al igual que las citas rápidas , trata de ofrecerle tantas nuevas experiencias como sea posible en el menor lapso de tiempo. Sin embargo , si vamos demasiado rápido podemos destruir la autoconfianza de nuestro perro en vez de construirlo. Sin embargo, si hacemos todo lo contrario y somos excesivamente protectores conseguiremos que nuestro perro no haya sido socializado. Por lo tanto , tenemos que encontrar un buen equilibrio entre los dos e ir a un ritmo que nuestro perro se sienta cómodo. Ni muy rápido ni muy lento.

2. Siendo positivo Controlar el entorno y los factores que se le presentarán nuestro perros es importante para conseguir una buena socialización. El refuerzo positivo es también importante. Esto ayudará a que el perro asocie la nueva experiencia con algo positivo.  Sin embargo , no siempre podremos ser capaces de controlar el medio ambiente de nuestro perro. Los errores sucederán. Cuando las cosas empiecen a ser negativas , es importante tener un plan -B. Cuando falla el plan -B, trata de tener un plan C , D y E en tu manga. Si no eres capaz de conseguir una experiencia totalmente positiva, trata de crear una experiencia neutral. Si la situación se vuelve negativa, lo mejor es volver a casa, descansar y recuperarse.

Ejemplo: llevar a tu perro a un parque para perros es positivo siempre que tu perro controle la situación. Se han popularizado mucho en los últimos tiempos, sin embargo, si no se gestiona adecuadamente, un perro joven puede acabar aprendiendo malos hábitos de los otros perros, en lugar de conseguir el objetivo. Él puede incluso participar en conflictos o peleas. Sin embargo, si el parque es lo suficientemente grande no se crearán tantos conflictos, pues podrás apartarte en el momento de caos. Pero en un parque pequeño donde hay un cantidad enorme de perros de diferentes edades, niveles de energía y temperamento puede ser caótico e impredecible.

3. Mantén abiertas las líneas de comunicación abiertas Lenguaje corporal: los perros se comunican mediante el uso de todo el cuerpo. Los perros nos dicen lo que sienten por su modo de mover la cola, por la posición de las orejas o la forma de sus cuerpos, la tensión en sus rostros y algunas veces por sus gruñidos, aullidos o ladrido. Nosotros, también proporcionamos una cantidad de información enorme a través de nuestro lenguaje corporal. Sin embargo, como tenemos las palabras por lo general no desarrollamos nuestras habilidades en la lectura del lenguaje corporal. Una gran parte de la socialización de nuestros perros implica aprender su idioma. ¿Cómo si no vamos a saber cuándo parar o cuándo dar más tranquilidad a nuestro perro?

4. Proceso de socialización del perro La socialización puede ser un proceso lento, frustrante y difícil. Cometeremos muchos errores  y puede parecer que las cosas no van a mejorar nunca. Socializar el perro es un reto, sin embargo, es una buena manera de mejorar la calidad de vida de nuestros perros y nosotros mismos y fortalecer nuestro vínculo con nuestro compañero más leal y peludo :)

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios