¿Tienes un zombie perro?

¡Comparte este artículo!

¿Tienes un perro zombie? ¿Esperas sin querer que tu perro actúe como un zombie? Antes de empezar a hablar sobre perros zombies (que no son sacados de películas de ciencia ficción) voy a describir a lo que me refiero con el concepto “perro zombie”

En nuestra sociedad,  el trabajo y el ritmo de vida disminuyen nuestro tiempo libre. Esto implica que disminuye también el tiempo que pasamos con nuestro perro, haciendo ejercicio y jugando. Pasar tiempo con nuestro perro no es una de nuestras prioridades. Sin embargo, a pesar de no dedicarle tiempo, muchas personas esperan que sus perros se comporten bien dentro de casa. A pesar de que le falte lo más prioritario para ellos. Esperamos que nuestros perros estén entrenados, hagan ejercicio y jueguen ellos solos, al mismo tiempo que están callados y obedecen todas las normas de casa (sin que se las hayan tenido que enseñar).

Perro zombie HostalDog

Explicando lo anterior de otro modo esperamos que nuestros perros sean zombies y simplemente pasen el rato en silencio en casa, durmiendo y estando tranquilos a nuestro lado, pero no esperamos que se metan en nuestro camino para exigirnos juegos y responsabilidades. Nos damos cuenta cómo muchas personas no quieren un perro de verdad, que necesita ejercicio, formación y juego interactivo. La mayoría de gente quiere un perro zombie para dormir todo el día y en ocasiones pasear alrededor de la casa en silencio.

Entendemos perfectamente que las personas trabajen y vivan una vida ocupada, pero también entendemos que un ser vivo (sus perros) necesitan y merecen tiempo. Los perros deben ser una prioridad en la vida y necesitan ser puestos ahí.

¿Es tu perro un zombie?

La mayoría de los perros se despiertan por la mañana y ven cómo sus dueños se preparan para ir a trabajar. No los sacan por la mañana y pasan el día en casa mientras sus dueños trabajan. Pocos se quedan con juguetes interactivos, así que por lo general, la mayoría de los perros duermen durante el día, mientras los dueños están ausentes. O eso, o empiezan a desarrollar un comportamiento destructivo, puesto que se aburren.

Después de varias horas 8-12 (normalmente) sus dueños vuelven a casa, les dan de comer, los pasean (20 min. aprox) y luego ocupan su tiempo hasta el momento de ir a la cama. 

Éstos perros no reciben formación, no hacen ejercicio, ni juegan ni nada, sino que viven en un mundo con muy poca interacción directa y no cumplen sus necesidades.

¡Veamos el ejemplo en un niño!

Imagínate que tenemos un niño de 5 años que le damos de comer y salimos durante 8-12 horas de casa. No hace ejercicio, no interactúa con nadie, no aprende nada, no va a la escuela, no tiene tiempo social real, no juega… Si el niño a mi llegada salta sobre mi, me habla, actúa o hace algo que no me gusta… ¿yo gritaré o pegaré para que aprenda que quiero una interacción tranquila cuando él, aunque se lo explique se que no lo entenderá por su corta edad? ¿No se consideraría esto un abuso infantil?

Un niño al que no se le proporciona lo que necesita y no tiene una estimulación suficiente, tratará de proporcionársela por sí mismo. Es probable que salte, grite o llore en un intento de entretenerse y en busca de interactuar con la persona que le alimenta. Incluso la interacción negativa, como una paliza, será mejor para el niño que el aislamiento total y la no interacción.

Sin embargo, después de unos cuantos golpes y con un poco más de madurez, es probable que se convierta en un zombie que no comparta su alegría, que quiera huir de casa y no valore el pasar tiempo con su familia. Si lo piensas así… ¿no es un poco triste?

Lo más triste de todo…

Es pensar que éstos perros viven una vida mucho más feliz que aquellos que han sido abandonados o viven en perreras, jaulas e incluso con maltratos. Tenemos mucho que aprender y comprender de cómo tratar a nuestras mascotas. 

¿Cómo evitar tener un zombie perro?

  • Cubre las necesidades de tu perro (juega, pasea, aliméntalo y pasa tiempo con él fortaleciendo vuestro vínculo emocional)
  • No trates a tu perro como una “cosa”
  • Prioriza el tiempo con tu perro y no te pierdas en tu estresante estilo de vida, ¡no tires tu tiempo!
  • Prioriza el tiempo con tu perro, él merece tu tiempo más que la televisión, consolas… facebook…

¡Te recomendamos aquí una rutina para evitar convertir tu perro en un zombie!

  1. Levántate un poco antes y saca a tu perro a hacer ejercicio
  2. Entrena con él algún giro o ejercicios durante el paseo (así estimularás su mente)
  3. Lleva un juguete contigo para jugar en el paseo y asegúrate que corra y gaste energía
  4. Combina en el paseo algunos ejercicios como el “siéntate” o “quieto” “ven”… así el perro valorará el tiempo contigo (si consigues que disfrute obedeciendo tus indicaciones)
  5. Consigue juguetes interactivos y ponle golosinas, después, escóndelos en casa o dales algo para masticar mientras no estás en casa
  6. Cuando llegues a casa, llévalo a dar un paseo o correr otra vez y trabaja en su educación y estimula su cerebro

Recuerda que el mayor beneficio de tener perro es compartir tiempo con él y para ello es fundamental tener una buena relación. Nadie quiere vivir con un zombie. Tu perro no te puede entender, él no ha leído libros, no puede beneficiarse de consolas ni tiene acceso a redes sociales. Depende de ti para satisfacer todas sus necesidades. Y si no tienes tiempo para estar con él tanto como te gustaría… ¡contacta con profesionales que te ayuden a hacer de tu perro un perro equilibrado y sano!

¡Comparte este artículo!

Comentarios

Comentarios